5 beneficios de las aplicaciones de negocio en la nube.

16/10/2018 11:50 AM Por Francisco Urdiales

En artículos anteriores ya hemos comentado algunos de los beneficios que más saltan a la vista con respecto al uso de aplicaciones de negocio en la nube. Disminución de costos, elasticidad de los procesos, escalabilidad, cargar y descargar la información desde cualquier lugar, etc.,  son algunas de las prestaciones que más recurrentemente escuchamos.

Pero sucede que quienes hemos utilizado soluciones de negocio en la nube, al tiempo de uso nos percatamos que los beneficios no se limitan a los recién mencionados, ya que empezamos a encontrar nuevas y grandes habilidades en este tipo de software que van bastante más allá de lo que nos contaron a la hora de la implementación.

De manera breve me gustaría comentar 5 beneficios adicionales de los que nos hemos podido percatar con el uso en nuestra empresa, así como también lo que nos han comentado otros usuarios de este tipo de soluciones de negocio.

  • Rapidez para abordar nuevos negocios.

El dinero y el tiempo son los principales factores de freno para que una empresa (sea grande o pequeña)  aborde nuevas líneas de productos o servicios. El tiempo de análisis que toma a Marketing desarrollar una nueva idea junto con el de la aprobación aun desconfiada por parte de la alta gerencia a través de información que se encuentra a nivel local suele desembocar solo en intenciones.

Las aplicaciones en la nube nos permiten tomar decisiones rápidas, acertadas y en los momentos oportunos con respecto al camino que debe tomar la empresa.  Las soluciones CRM y Business Intelligence en la nube permiten a las empresas el desarrollo de nuevos productos en base a las necesidades de los clientes, el entorno de la empresa, rentabilidad y realidad de la empresa a nivel global y basado en la información conjugada de las diversas áreas de la empresa, traduciéndose en menos tiempo, menor riesgo de inversión y mejores expectativas de rentabilidad.

Más de un usuario me ha comentado cómo se ha podido adelantar con el uso de la nube a la competencia con líneas de productos novedosas dirigidas a un segmento que no se estaba tomando en cuenta o regiones geográficas que no disponían de cobertura con respecto a lo que la empresa ofrece. ¿Cómo lo hicieron? A través de la gestión de la información global de la empresa, en tiempo real, en cualquier lugar y el análisis permanente que realizan sus herramientas de negocio a los datos que van surgiendo.

  • Facilidad en carga y consolidación de la información.

La mayoría de las veces en que una empresa decide implementar un nuevo sistema para la administración de información o realizar una importación o exportación masiva de datos a otra plataforma se suele generar un gran caos entre los usuarios por el tiempo que amerita la consolidación de la información que inclusive en ocasiones nunca se llega a concretar por completo, ya que en algunos casos es incluso necesario el traspaso de la información de manera manual por problemas de soporte o formato a nivel local.

Los sistemas en la nube permiten realizar una transición mucho más eficiente ya que junto con poder disponer de la información de manera global y no local, estos son flexibles a muchos formatos de información.

Por ejemplo, cuando un par de empresas decide fusionarse y mantienen su información en la nube o deciden realizar la consolidación allí,  se torna bastante sencillo al no tenerse que realizar localmente a cada servidor, disminuyendo considerablemente los costos técnicos y optimizando el resultado.

  • Capacidad de adaptación a diversos modelos de negocio.

Uno de los temores de quienes desean implementar soluciones de negocio en la nube es que estos sean demasiado estandarizados con respecto a cierto tipo de negocio, no permitiendo desarrollar estrategias innovadoras o imitar un modelo exitoso. Bastante lejano de la realidad.

La mayoría de los sistemas que funcionan desde la nube se basan en el conocimiento colectivo y el uso que le dan los usuarios, por ende, trabajan en base a recetas que dan buenos resultados al mismo tiempo que son totalmente personalizables. Otro aspecto, es que el mismo uso que dan los usuarios a este tipo de herramientas permite que cada vez se adapten mejor a las empresas en base al conocimiento que estas entregan. Se podría decir que son herramientas basadas en los conocimientos de la mejor escuela de negocios: la experiencia empresarial de los usuarios.

  • Más eficiencia para los analistas de la información.

Sucede mucho en las organizaciones que trabajan con aplicaciones que funcionan  a nivel local que aquellos profesionales que contrataron para que puedan analizar la información que se genera, terminan compatibilizando el tiempo casi a medias entre el análisis y el soporte de la misma. Es ahí donde se empieza a percibir una grave deficiencia en la labor por la que fueron contratados estos profesionales.

No deseamos en lo absoluto que el tiempo de estos colaboradores se pierda en la mantención de los sistemas, pero es una realidad. El 80% de las empresas destinan la misma cantidad de fondos para análisis como soporte tecnológico de la información.

El trabajo en la nube libera a los analistas a trabajar libre y estratégicamente, ya que pueden enfocarse mejor en sus tareas, delegando el soporte a la nube o a una empresa externa. En síntesis, mejores resultados con menor inversión.

  • Bajos costos en seguridad de la información.

La seguridad de nuestra información es una preocupación generalizada en las organizaciones y a mayor valor que le demos a nuestros datos, mayor será la inversión que daremos a este aspecto. La tecnología en la nube posee altísimos estándares de seguridad y encriptación que permiten un gran ahorro en firewall y diversos software que van a la caza de archivos maliciosos que podrían dañar o robar nuestra información.

Muchos usuarios, desconfiados de la tecnología en la nube en un principio, de a poco se fueron dando cuenta que la gran amenaza de su información  se encontraba a nivel local, o sea en el mismo dispositivo en el que se visualiza la información y no donde se encuentra alojada.

A fin de cuentas, trabajar con aplicaciones de negocio de manera local solo nos impone limitantes en una época donde la rapidez, trabajo colaborativo y enorme valor de la información priman en el éxito de las empresas. Ya son muchos los que se han unido a esta tendencia, en America Latina crecería el uso en un 33%  y solo en Chile se estima un aumento de un 60% en el uso de tecnología en la nube para el presente año.